ORGANISMOS DE PARTICIPACIÓN

Las diversas comunidades en que los cristianos se congregan son, al igual, que la Iglesia, signos e instrumentos de la íntima unión de los hombres con Dios y de ellos mismos entre sí (LG 1). Entre ellas destaca la Parroquia, tanto por razones de fraternidad como por exigencias del buen gobierno pastoral.

La Parroquia ofrece un modelo clarísimo del apostolado comunitario, porque reduce a unidad todas las diversidades humanas que en ella se encuentran y las inserta en la universalidad de la Iglesia (AA 2). En la comunidad parroquial se hace más cercana y visible la realidad de la Iglesia, Pueblo y Familia de Dios. En ella se torna más posible y más al alcance de todos, la participación que a los cristianos corresponde en la misión salvadora de la Iglesia -como miembros que son de ese Pueblo y partícipes del Sacerdocio de Cristo.

Por ello, nuestra parroquia tiene los siguientes organismos de participación:

 

 

CONSEJO PASTORAL

 

Esa participación y corresponsabilidad, puestas especialmente de relieve por el Vaticano II, por dimanar de funciones y carismas que el Espíritu del Señor otorga a cada bautizado, necesitan de cauces adecuados por donde discurran ordenadamente para común utilidad. Con estos fines nacían primeramente los Consejos Pastorales Diocesanos y con funciones análogas iban creándose después los Consejos Pastorales Parroquiales.

El Consejo Pastoral Parroquial de la Santísima Trinidad de Madrid es un órgano colegiado permanente de carácter consultivo, que preside el Párroco y en el cual los fieles, junto con aquéllos que participan por su oficio en la cura pastoral de la Parroquia, prestan su colaboración para el fomento de la actividad pastoral. Es un cuerpo orgánico compuesto por diferentes miembros de la Comunidad a la que representan dentro del propio Consejo; dirigido por el Párroco y destinado a poner en práctica la misión, confiada a toda la comunidad parroquial mediante la pluralidad de ministerios, promueve potencia y dinamiza las tareas pastorales de la misma. Entre estos cabe resaltar los de comunión, Palabra de Dios, liturgia caridad y testimonio.

De este modo el Consejo se presenta al mismo tiempo como cauce adecuado de corresponsabilidad eclesial y de coordinación pastoral; signo de la comunión de los hermanos; punto de encuentro de quienes viven su fe en las más diversas situaciones ambientales; motor de las tareas evangelizadoras de toda la comunidad; lugar en el que se elaboran las genuinas decisiones de Iglesia mediante el diálogo sincero, la comunicación recíproca y el discernimiento humilde con la presidencia en caridad del Presbítero a quien corresponde armonizar lo diverso, defender el bien común y confesar esforzadamente la verdad.

El Consejo Pastoral Parroquial de la Santísima Trinidad de Madrid está formado por quince miembros en el Plenario y una Comisión Permanente.